lunes, 14 de diciembre de 2009

Echando cuentas

Leganés dispone de 20 millones de euros para financiar proyectos con cargo al nuevo Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local, la edición 2010 del PLAN E, que según el Ministerio de Política Territorial “vuelve a poner el foco en la creación de empleo, pero bajo una nueva perspectiva basada en la economía sostenible”.

Desde Unión por Leganés han solicitado hoy “consensuar las inversiones con los grupos políticos municipales, el tejido asociativo vecinal y los sindicatos”. Unas inversiones ya “cocinadas” –entendemos que en ULEG lo saben- por el equipo de gobierno (PSOE-IU), que decidió hace un par de semanas (con enfado de algún concejal socialista incluido) en qué se van a gastar los 20 kilos.

De dicho presupuesto, casi un tercio se destinarán a la creación de tres escuelas infantiles. Además, se contemplan otros proyectos como ampliar el carril bici, crear más zonas wifi, reformas en instalaciones deportivas y centros culturales y sociales, comprar pizarras digitales para alumnos de centros educativos, etc.

Pero esas no son las únicas cuentas que se echan en el Ayuntamiento en estos días. Mañana, el concejal “imputado” de Hacienda, Antonio García Blázquez, presentará a los medios de comunicación los presupuestos municipales para 2010.

Nos hablará de austeridad, reducción de gastos superfluos e incentivar el gasto en políticas sociales. Más de lo mismo, aunque les adelanto que se ha visto obligado a hacer malabarismos para que le cuadrasen las cuentas. Ya les contaremos de dónde han rascado y por qué algún concejal anda mosqueado por la reducción presupuestaria de su delegación.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que peligro tiene el dinero de nuestros impuestos en manos de García Blazquez, ya se sabe para que lo usa y en qué se lo gasta, que verguenza.

Nabu61 dijo...

Qué peligro tienen los anónimos infundados, escritos únicamente para sembrar dudas constantes.

Anónimo dijo...

Descansa en paz, IU
BENJAMÍN PRADO
El oportunismo es una mezcla de la oportunidad y el cinismo. Pues te encuentras a alguna diputada que corre a fotografiarse con la activista saharaui Aminetu Haidar para sacarle un cartel electoral gratis antes de que se muera, o la deporten, o regrese a El Aaiún con su bandera en la mano, ojalá. O ves a algún presidente de un equipo de fútbol que va a dejar su puesto y se prepara para pasarse a la política, ensayando un discurso en el que no se sabe si dice más disparates sobre Cataluña o sobre Madrid. O ves a los dirigentes del PP intentando darle el abrazo del oso a los sindicatos, en cuyo madroño, por otra parte, no se pone la fruta roja ni a tiros. O ves a la presidenta de la Comunidad de Madrid intentando convertir en lo que no es la desdichada agresión a un periodista de su televisión privada, ésa en la que comparan las concentraciones de CC OO y UGT con las que montaba el Funeralísimo en la plaza de Oriente. O ves, en el colmo de lo increíble, volver a sacar la pinza a esa gente de Izquierda Unida que jamás creyó ni en la unidad ni en la izquierda, para asociarse a la derecha y desbancar al PSOE de la alcaldía de Velilla de San Antonio. Los cinco miembros de IU Abierta, que es la minoría de la coalición encabezada por Inés Sabanés, abandonaron la ejecutiva regional como protesta. Y, claro, dan ganas de decirle: mujer, y qué esperabas de esa gente de la cual debisteis de separaros hace mucho porque son la peor clase de tripulación posible; la que hace agujeros en su propio barco para luego poder ofrecerse a salvaros del naufragio. ¿Ves? Oportunidad y cinismo por todas partes".

No le falta razón, y es dramático, porque supongo que aquí casi nadie duda de que un partido a la izquierda del PSOE resulta necesario, sobre todo para el propio PSOE. Pero los honrados dirigentes de la coalición, con Gaspar Llamazares a la cabeza, han cometido desde el principio el error de pensar que, dándole muchas vueltas a la cucharilla, el aceite y el agua terminarían por mezclarse, y esa ingenuidad, o tal vez la falta de sitio para hacer maniobras, han condenado a IU al rincón de los partidos decorativos. A sus enemigos les da igual, porque son lo contrario a Sabanés y su gente, es decir, son una IU Cerrada, y de ese castillo no los saca ni Dios.

"Mientras nosotros defendíamos una mayoría de izquierdas en Velilla, alguien de la dirección de IU estaba pactando con el PP, y ahí tenemos el resultado: un alcalde del PP en un municipio con mayoría de izquierdas", ha dicho amargamente el diputado Fausto Fernández. Ahí está el problema, en esos "alguien" que se comen la madera de Izquierda Unida. ¿Se han fijado con qué rima Anguita? Exacto: con termita.

Por si lo quieren más claro, vamos a sintonizar con el extremo derecho de oportunismo, para oír la explicación del coordinador de IU y de su portavoz del Ayuntamiento de Madrid, que niegan categóricamente, ja, ja, ja, que se haya negociado con el PP: "Hasta el último minuto hemos hecho lo posible para que no saliera". Genial, sea lo que sea que han bebido, me gustaría que me pongan lo mismo. Eso sí, como Génova no paga traidores, el secretario general de los populares, Francisco Granados, les ha dejado con la pinza al aire, al asegurar que si ellos "no fueron instigadores de la moción, nunca se han mostrado contrarios, ni nos han dicho", ha dicho, "que se opusieran". Ahora expulsarán a los desleales; o no, que diría su nueva jefa, Esperanza Aguirre; tal vez IU-CM ni siquiera lo haga, o no sea tan fácil aplicarles el Pacto Antitransfuguismo. Y además, es igual, el daño está hecho y, por una vez en la vida, el secretario general no se equivoca: "En vez de hacer autocrítica y rectificar, hemos iniciado un camino hacia el ridículo más lamentable". Si lo dice el que va delante, cómo le vamos a llevar la contraria. Si quieres saber dónde está el muerto, pregúntale al enterrador.

Anónimo dijo...

Echando cuentas se encuentran algunos para ver como afrontan el próximo año nuevo.
En el PP anda revueltos con los 90000 euros que gana su portavoz, que demuestra porque no tiene ningún interés en dedicarse exclusivamente al trabajo de su ciudad,ya que ganaría menos que como asesor de la Presidenta de la Comunidad de Madrid.
En ULEG andan preocupados por las conferencias y cursos de su portavoz, culto ciudanano de nuestra ciudad, aunque bastante merengón. Pero sobre todo, en convertirse en la balanza que decidirá el gobierno de la ciudad, "el interés de los vecinos, es su interés en gobernar" (mejor con el PP).
En IU andan echando cuentas de su actuaciones en Velilla, y lo que puede suponerles de cara al 2011 en la Comunidad de Madrid, y en muchas ciudades que gobiernan con los socialistas.
En el PSOE de Leganés andan de vacaciones, todos están pendientes de quien puede ocupar el trono, lo malo es que el trono lo eligen los ciudadanos, y éstos andan un poco cansados de sus represntantes y bastante tienen con sus preocupaciones cotidianas.