lunes, 14 de julio de 2008

Tapón Corona contraataca

El que fuera uno de los asuntos estrella en materia urbanística y laboral en el tramo final de la pasada legislatura, la recalificación de los terrenos de la empresa Tapón Corona, recobra en estos días su protagonismo.

Responsables de la empresa y los propios trabajadores no han dejado en saco roto las promesas preelectorales de unos y otros, de ahí que hayan vuelto a la carga.
Les refresco la memoria: apenas un mes antes de las pasadas elecciones municipales, la Delegación de urbanismo –por entonces en manos del PSOE (de ese PSOE, no del actual)- decidió incluir en las comisiones informativas el `tema Tapón Corona´.

Llevarlo a comisiones era todo un reto y obligaba a IU (socios de gobierno) y PP (oposición) a decantarse sobre su posible aprobación en Pleno. Hubo mucho, mucho miedo, y el asunto acabó “quedándose sobre sobre la mesa”. Por aquel entonces ni Izquierda Unida, ni el Partido Popular, ni el sector crítico del PSOE (aún no existían Rafa y sus asesores), apostaron por el asunto. Era demasiado precipitado y apenas había información.

Atrás quedaron jugosas declaraciones del ex alcalde, José Luis Pérez Ráez, apostando por la recalificación de los terrenos que ahora ocupan empresas como Seliauto, Cárnicas Valle y la propia Tapón Corona. Suelo sobre el que se preveía -¿o se prevé?-levantar algún hotel de lujo, edificios de oficinas, zonas comerciales y viviendas.

Los primeros en contraatacar, una vez asentado el equipo de gobierno local, y tras un año de legislatura, ha sido la dirección y los trabajadores de Tapón Corona. Todos navegan en el mismo barco y todos ganan con la operación. No digo que sea bueno, malo o regular. Sólo que es sintomático que empresa y trabajadores vayan de la mano.

Como digo, desde el entorno empresarial se han movido, y mucho. El propio comité de empresa ha llegado incluso hasta la nueva dirección del PSOE local. Sus delegados han solicitado una reunión con la secretaria general del PSOE de Leganés, Laura Oliva, quien ha decidido recibirles.

Sin embargo, antes de esa reunión ,y para que quede patente su postura, los trabajadores se manifestarán el próximo jueves a las puertas de la Casa Consistorial coincidiendo con la celebración del Pleno Municipal.

Intentarán convencer a la opinión pública de que la única salida, para no perder sus puestos de trabajo, es aprobar una recalificación de terrenos. Una operación que en origen proponía aumentar la edificabilidad de dicho suelo, permitiendo generar las plusvalías necesarias para trasladar las instalaciones -actualmente en el casco urbano- a otro enclave de la localidad.

¿Solución o pelotazo?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

En el caso de Tapón Corona es ambas cosas: solución y pelotazo, a diferencia de otras recalificaciones hechas a medida de los especuladores que son pelotazo exclusivamente.
Digamos que Tapón Corona es una excepción, en la que podría justificarse concederle una mayor edificabilidad al suelo ocupado por la empresa para hacer viable el traslado de las instalaciones dentro del municipio y conservando los puestos de trabajo. Si el urbanismo genera unas plusvalías también resulta razonable que recaigan en los propietarios del suelo como los de Tapón Corona que han contribuido a la revalorización ejerciendo una actividad productiva. Todo lo contrario del urbanismo especulativo a favor del cual se diseñan los planes de urbanismo.

Anónimo dijo...

A cualquier empresa pequeña o comercio que esté en crisis y en riesgo los puestos de trabajo no se les recalifica nada para poder “salvar los puestos de trabajo”.

¿Por que a unos si, a los grandes, y a otros nada?

¿Esta va a ser una excusa para salvar puestos de trabajo?

Pues que se vallan preparando que parece que van a existir muchas empresas con dificultades y a las que habrá que recalificar terrenos.

Anónimo dijo...

¿Por qué Javier Callejo está pillando sueldito del ala? ¿Qué hace la Fundación del Deporte? ¿Fomenta el Deporte?,... o Montoyitoa crea la Fundación para pagar sueldos a estomagos agradecidos como los de Javier Callejo?

Lola dijo...

Les invito a visitar mi blog, cuya última entrada aborda un tema de plena actualidad: la eutanasia.

http://doclola.blogspot.com/2008/07/la-sociedad-exige-al-mdico.html

Será un placer presentarles uno de mis proyectos.

Anónimo dijo...

Tia, que plasta eres, si quieres hacer publicidad de tus cosas pon un anuncio joder!! Estamos hablando de otra cosa no seas cansina.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Manu, the java real machine dijo...

P-E-L-O-T-A-Z-O...

Obviamente si la dirección les dice a los trabajadores...

"Señores, la única forma de no cerrar es que el Ayto apruebe la recalificación de terrenos y podemos vender estos, para poder trasladarnos a otros cercanos mucho más baratos"

Los trabajadores serán los primeros en pedir que se recalifiquen, puesto que lo que desean es conservar sus puestos de trabajo.

Y es que los terrenos son muy golosos...

Junto al Pabellón Olimpia, a la estación de Leganés, con Renfe y Metrosur, al lado de Valdepelayos... y muchos m2.

Lo único... ¿a quién se le ocurre apostar por un pelotazo inmobiliario en plena crisis del ladrillo?...
Quiero decir, no se vende un solo piso, aún hay muchas promociones nuevas en Leganés que no han terminado de vender lo que les queda, las grandes Constructoras dan suspensión de pagos...
Aunque sacaran adelante el proyecto, ¿quién iba a pagar un dineral por esos terrenos?... ¿quién iba a querer construir a día de hoy?...

Anónimo dijo...

El traslado de Tapón Corona es inevitable, incluso se ha retrasado más de lo debido, porque es una industria contaminante que no debe seguir en pleno casco urbano.
Dentro de dos o tres años la crisis no afectará lo mismo y se venderán las viviendas igual. Hay gente que dice que esos terrenos mejor para equipamientos o zonas verdes. Seguramente algunos prefieran que los pelotazos de las recalificaciones vayan a los especuladores de siempre, los que jamás han realizado ninguna actividad productiva salvo el urbanismo salvaje.
El tema de Tapón Corona es polémico porque cada vez hay menos posibilidades de construir y el número de viviendas que se calculan si una buena parte se hacen en el suelo de Tapón Corona, esas menos que se hacen en otro sitio, y los habituales del ladrillo tienen mucho suelo acaparado esperando su recalificación.
Ocurre además que Raúl Calle apoya a los del ladrillo (los que lo promocionaron para Concejal de Urbanismo y forzaron la situación hasta el punto de obligar a los concejales de IU a dar el poder al PP) y por eso se opuso a la aprobación del convenio urbanístico que pretendía llevar Ráez al último pleno de la anterior legislatura acordando la recalificación.
Seguramente a la empresa de Tapón Corona le ha llegado alguna noticia de que no le darán la edificabilidad con que contaba y prometida por Ráez; algo habrá oído de que la suerte de la lotería urbanística se quedará en otro sitio y no en Tapón Corona. Por eso se manifiestan mañana los trabajadores en la Plaza Mayor coincidiendo con el pleno.

Anónimo dijo...

Lo de Tapón Corona es una milonga.

El motivo real no es salvar los puestos de trabajo, es beneficiarse la empresa y no sabemos si alguno más.

La empresa no tiene agotado el volumen edificatorio en su parcela actual, por lo tanto podría ampliar algo si quiere.

Ya no contamina, pues tras muchos años de aguantar y de sanciones acaba de poner una maquinaria nueva para evitar la emisión de olores al aire.

La empresa no ha comprado suelo en Leganés para un posible traslado, a no ser que el traslado definitivo sea a un país del este o China.

Este (el pelotazo urbanístico) parece el iceberg, con color social, de otras operaciones especulativas y pendientes como Seliauto y Carnicas Valle.

Esto parece que va acabar de la siguiente forma:

1.- recalificación urbanística con la mayor densidad de viviendas por hectárea de todo Leganés.
2.- pelotazo urbanístico para la multinacional mejicana.
3.- traslado de la producción a otro país.
4.- frustración de los trabajadores por el engaño.

¿Y esto de los pelotazos para “salvar puestos de trabajo” se va a llevar a cabo con todas las empresas de Leganés?

Anónimo dijo...

En cuestión de pelotazos, parece ser que hay dos sectores: uno, el de Tapón Corona, Seliauto y Cárnicas Valle, que los promociona alguien del PSOE, en los que se les da cierto toque social para justificarlos; el otro sector, que se opone a estas recalificaciones, es el de los especuladores de siempre, que no se andan con rodeos y no ponen a trabajadores como excusa, pues tienen mucho suelo acaparado y pretenden ser prácticamente los únicos beneficiados por la revisión del PGOU. A estos últimos los apoya Raúl Calle, pues para eso le ayudaron a conseguir la Concejalía de Urbanismo, y con los que se llevará una buena tajada.
Tapón Corona es una de las industrias que debe salir del casco urbano, y Seliauto está en una situación parecida, porque está en una zona residencial y lo normal es que se trasladen a suelo industrial. Que en estas operaciones se tengan en cuenta otros intereses como los de los trabajadores, procurando que esas empresas se queden en Leganés, como dice el anterior anónimo son frases retóricas que se utilizan para adornar un poco la cosa, pero que en el fondo a nadie le importa si cuarenta o cincuenta personas se tienen que desplazar a trabajar a Toledo, por ejemplo.
La planificación racional de la ciudad y las necesidades de la población es lo único que no cuenta. Todo se reduce en ver quien se lleva el gato al agua, si se recalifica el suelo acaparado por Montero y Cía. de la mano de Raúl Calle, o Montoya, asumiendo la herencia de Ráez, todavía puede decidir sobre Tapón Corona, Cárnicas Valle y Seliauto.