lunes, 2 de abril de 2007

Nace CXL `Ciudadanos por Leganés´


El panorama político se anima en Leganés. Tal y como publicaba esta mañana la edición digital de El BUZÓN, más de una veintena de vecinos de la localidad han decidido constituir un nuevo partido político.

CXL `Ciudadanos por Leganés´ nace para dar respuesta, según sus integrantes, a la situación política que vive la ciudad: “El equipo de gobierno (PSOE-IU) tiene olvidados a sus vecinos, y no hay alternativas que inspiren confianza, por eso, decidimos crear un partido que defienda los intereses de los leganenses”.

Su candidato será Rafael Gómez -“El otro Rafa” como él se define-, un joven vecino de Arroyo Culebro, que vive y trabaja en Leganés y dice conocer de primera mano qué problemas afectan a los ciudadanos. Gómez pertenece a los movimientos vecinales del Culebro, aunque reconoce que muchos de sus compañeros de viaje nada tienen que ver con este tipo de asociaciones.

Aunque todavía no han presentado sus ejes programáticos de campaña electoral, Gómez ha avanzado que su principal caballo de batalla será “la vivienda. Entendemos que toda la vivienda que se construya en Leganés debe ser protegida y gestionada por EMSULE”. Otra de sus apuestas es aumentar las plazas de aparcamiento de Leganés involucrando a la administración local.

CXL ya está constituido como partido político en el Ministerio del Interior, y ha dado sus primeros pasos para acercar sus propuestas a los leganenses. Sin recursos económicos, pero con mucha ilusión, llega una alternativa… ¿A quién restará votos?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Creo que por la pregunta que haces sobre a quién quitará votos este nuevo partido, intuyo que piensas que a ULEG, por eso de ser un partido local, etc.
O no le quita tantos votos a un partido concreto, porque con este tipo de partidos de última hora esa lógica no funciona, pues parte del voto que obtienen es totalmente aleatorio.
Creo que CXL tendrá el voto de los despistados que confundan las siglas con ULEG, más los votos de los propios interesados, parientes y amigos de los que se presentan (y el voto aleatorio correspondiente).
Ya existe un partido local de independientes, así que el nuevo partido no tiene el aliciente de la novedad. Tampoco parece que busquen ocupar un espacio político diferenciado, no cubierto por los partidos existentes. Si comparamos con las elecciones anteriores "Vientos de Pueblo", apoyado por las asociaciones de vecinos integradas en la Plataforma de la "ecotasa", se quedó en los 2.700 votos y ULEG unos 1.700, así que el partido de "el otro Rafa" que se presenta mes y medio antes de las elecciones, no creo que llegue a conseguir ni siquiera 1000 votos.
Tendrán mucha ilusión, pero ya son ganas de dedicarle tiempo, para nada.

Anónimo dijo...

La propuesta de que toda la vivienda protegida sea construida por Emsule es absolutamente irrealizable. Esperemos que en el programa electoral nos digan cómo lo llevarían a la práctica.
Me recuerda un poco las promesas electorales que hacía Gil y Gil para atraer el voto de los más desinformados.

Anónimo dijo...

Pues como tengan tanto éxito como con la concentración por el Centro de Salud...
Según los organizadores, asistieron ochocientas personas; según el último Mercado, medio centenar.

j. dijo...

No restarán votos a nadie. No creo que se coman un colín, porque el nicho "independiente" y local está ya ocupado. Les auguro 200 votos. Los de familiares y amigos.

Anónimo dijo...

Todavía no nos han contado quienes son los promotores de este nuevo partido. Esa historia de que se reunieron un día un grupo de amigos de Arroyo Culebro y decidieron organizarse como partido político, es poco convincente, tan poco que no creo que haya nadie, salvo su círculo de allegados, que haga el esfuerzo de desplazarse hasta el colegio electoral para votarles. Presentarse a las elecciones supone dedicarle tiempo y dinero, para ver sus nombres impresos en las papeletas electorales y que les voten los familiares y amigos. Como dice j., todo para cosechar 200 votos.
En fin, cada cual tiene su forma particular de conseguir sus quince minutos de gloria. Creo que es la única explicación.

Anónimo dijo...

Los quince minutos de gloria creo que ya los han disfrutado con el espacio que se les ha concedido en este blog.

al último anónimo dijo...

Vaya, que lástima el de este último comentario. Creía que cada uno era libre de presentar un partido político si le daba la gana. Parece ser que algunos lo censuran y que los ridiculizan diciendo que sólo aquí se les ha dado eco. Verás, el matiz no es ese, el matiz es que "al menos aquí se les da eco" porque el resto de los medios de comunicación están muy preocupados en saber cuánto van a pillar en las elecciones gracias a los contratos con los partidos políticos, y estos de CXL no creo que tengan mucho presupuesto para poder publicitarse.
Así que, es grato para mí saber, que tengo una nueva opción política, y más aún, me es grato saber que me he enterado gracias a un medio de comunicación. A eso se le llama DEMOCRACIA y LIBERTAD DE EXPRESIÓN.

Anónimo dijo...

Muchos vecinos de Arroyo Culebro sabemos que el "movimiento" vecinal organizado es muy pro-psoe.
Sólo hay que ver la pagina web de su dirigente.
La propuesta del nuevo partido sólo busca confundir a la gente.

Anónimo dijo...

¡Vaya credencial! el formar parte del movimiento vecinal de Arroyo Culebro.
Si muchos sabemos que éstos son partidarios del Psoe.

Anónimo dijo...

Con la misma libertad que unos montan un partido, otros opinan sobre estas iniciativas, ejerciendo su libertad de expresión, aquí no se está censurando a nadie.
Se puede echar la culpa de la falta de acogida a lo que se quiera, pero para que un nuevo partido encuentre su espacio político tiene que ofrecer cubrir una necesidad social que los partidos existentes no cubran, y que un número suficiente de votantes lo perciba así para confiarles su voto. Por esta razón, los de CXL, más que buscar malévolas intenciones en los que no les hacen caso, deberían reflexionar sobre si cumplen los requisitos más básicos para que su iniciativa sea mínimamente viable.
Por poder, se puede montar un partido político en cada urbanización, cada cual es libre de emplear su tiempo y su dinero en lo que le parezca. Otra cosa bien distinta es conectar con el electorado. La mayor decepción para los fundadores del nuevo partido va a ser en el momento del recuento de votos, cuando descubran que ni siquiera sus familiares les han votado.

al último anónimo dijo...

Pues allá ellos, si no les vota ni Paco, pero si quieren intentarlo que lo hagan. Ellos seguramente sí piensan que cubren unas necesidades, por eso lo harán, supongo. Seguro que estarían más tranquilos en sus casas. Intereses tendrán que tener, sean los que sean, de ahí el voto libre para apoyarles o no.