miércoles, 28 de febrero de 2007

De alcalde a diputado regional


José Luis Pérez Ráez, actual alcalde de Leganés, cambiará su despacho en la Plaza de España por otro en la Asamblea de Madrid.
Ráez acompañará -como número 9- a Rafael Simancas en la lista que el Partido Socialista ha elaborado para intentar arrebatar a Esperanza Aguirre el gobierno de la Comunidad de Madrid.

El regidor leganense, denostado por parte de su partido tras las pasadas elecciones municipales, seguirá el camino de otros regidores como José Quintana (ex de Fuenlabrada), que en su día dejaron el bastón de mando por un escaño en la Asamblea o el Congreso. La salida de Ráez ha dado lugar a muchos y variados comentarios.
Cuando el PP ganó las últimas elecciones en Leganés, un sector de los socialistas leganenses le abrieron la puerta, pero él dijo que ni hablar. A partir de ahí, comenzaron las tensiones internas en un partido que sigue nadando en aguas revueltas.

La intervención de Rafael Simancas fue clave en el `traslado forzoso´ del alcalde. El líder de los socialistas madrileños, como buen jefe, le transmitió a Ráez la necesidad de no presentarse a las próximas elecciones como cabeza de lista en Leganés. Los últimos resultados fueron pésimos, y era el momento de cambiar, de ver una `cara nueva´, y nunca mejor dicho, porque a estas alturas son pocos los leganenses que han visto al nuevo candidato socialista.

Simancas propone para ocupar el puesto vacante a Rafael Gómez Montoya, uno de sus hombres fuertes y además su amigo. Ráez acepta, pero lógicamente con reservas. El regidor, curtido en mil batallas, se asegura un puesto en la lista a las regionales (el número 9 está muy bien), y además le `mete un gol´a Simancas asegurándole que, en el PSOE local, la mayoría aceptará a Montoya como candidato.

Nada más lejos de la realidad. A Gómez Montoya no le quiere nadie –salvo los suyos- y en el PSOE local se forma un taco que obliga a Pérez Ráez a presentar su dimisión como como secretario general. En ese momento entra en escena el PSM, zanjando el asunto con una gestora que `ni pincha ni corta´ y que, además, dice que lo de Rafael Gómez Montoya es `sí o sí´.
Todos los sectores se ven obligados a consensuar una lista electoral que no convence a ninguno, pero que acaban aprobando.

A partir de aquí, la historia ya se conoce. Rafael Gómez Montoya, aún diputado en la Asamblea y candidato desconocido para muchos, aunque él se empeñe en negarlo, empieza a firmar acuerdos y más acuerdos con entidades locales, arropado por una campaña publicitaria más que mediocre. Mientras, José Luis Pérez Ráez, todavía alcalde, se despide de sus vecinos en cada acto público al que acude. La vida sigue.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Sólo rectificar un dato, una cuestión de matiz. Dices que los opositores de Montoya montaron un taco, que obligó a dimitir a Ráez como Secretario de la Agrupación. No es que le obligasen a dimitir directamente; plantearon una moción de censura contra Ráez y la forma de no enfrentarse a ella fue presentar la dimisión. No es la primera vez que Ráez dimite, se disuelven los órganos del partido, y se nombra una gestora, pues así impide que se organicen sus opositores. Lo ha hecho cuando no ha tenido suficiente representación, consciente de que en unas nuevas elecciones puede asegurarse el control de la agrupación. Pura tática.

Anónimo dijo...

Si de verdad no hubiera convencido el candidato, si hubiera una negativa rotunda por parte de sus militantes, habría pasado lo que está sucediendo ahora mismo con Alcobendas, Valdemoro o Móstoles. Sin embargo no ha sido así. Me gustaría saber a que acuerdos han llegado o que se ha prometido para callar las bocas molestas.
Por otro lado, Pérez Ráez no está para seguir en política. Si Simancas tiene mala imagen y pocas posibilidades, con Ráez en su equipo lo lleva crudo. Al alcalde de Leganés se le ha subido mucho el poder a la cabeza, es soberbio y altivo y le han echado los vecinos y sus propios compañeros.
Si hablamos del PP de Leganés... pues hay otras muchas cosas que también se podrían decir... lo mismo da uno que otro...
A 2 meses de las elecciones y seguimos sin propuestas, sin soluciones, sin ideas, sin nada... esto es sonrojante... y la culpa la tenemos todos nosotros.

xs

Anónimo dijo...

La situación de Móstoles o Valdemoro creo que es distinta, porque no han respetado las normas estatutarias.
El silencio de la oposición a Montoya, no creo que sea porque le hayan tapado la boca con premios o promesas. Montoya formó la lista solamente con los seguidores de Santiago Llorente, y quedaron excluidos los liderados por Luciano Represa y Rita Salinas.
A Ráez lo lleva Simancas a la Asamblea no por lo que pueda aportar, sino porque la Asamblea es como un cementerio de elefantes, donde mandan a los políticos que hay que retirar y no saben qué hacer con ellos, porque ni siquiera tienen conocimientos técnicos aprovechables en otro sitio.
Ráez es soberbio y altivo debido a su propia inseguridad; si no le hubiera obligado Simancas jamás se hubiera ido de Leganés, porque es consciente de sus grandes limitaciones. En Leganés se ha mantentenido a flote a base de intrigas, maniobras y mano dura, pero con absoluta fidelidad a los dirigentes regionales, dándoles apoyo antes de que se lo pidan, haciendo las declaraciones que haga falta y aplaudiendo a Simancas hasta con las orejas.
Los disidentes liderados por Represa están muy callados, pero quizá sea calma chica, y a lo mejor se desquitan antes de las elecciones. Tanto Ráez como Simancas han actuado como déspotas absolutos, dejando muchos cadáveres en su camino, y eso se paga.

Anónimo dijo...

"Rafael Gómez Montoya, aún diputado en la Asamblea y candidato desconocido para muchos, aunque él se empeñe en negarlo, empieza a firmar acuerdos y más acuerdos con entidades locales, arropado por una campaña publicitaria más que mediocre."

Me gustaría ver esos acuerdos que supuestamente ha firmado...

Porque en su blog se ha apuntado el tanto de haber firmado uno con Cruz Roja Leganés, cosa que es falsa... lo único que ha hecho ha sido escuchar lo que necesita y usarlos para darse publicidad a costa de una ONG que lleva muchos años trabajando por los vecinos.

Otro político sin escrúpulos me parece a mi...

Pedro dijo...

Pues me parece que este último anónimo está muy mal informado o no le apetece visitar la blog salvo para ver lo que le interesa. Con Cruz Roja no ha firmado un acuerdo y nunca ha dicho que haya firmado un acuerdo (vas y lo lees bien) ¿Con quiénes? pues que yo sepa con AVV Zarzaquemada, AVV Nueva Fortuna, varias entidades deportivas (de mucho peso en fútbol como Leman's), asociaciones de discapacitados y no sé si alguna otra más.
A mí me parece un buen comienzo. Por cierto, tan desconocido ya no es Montoya (y lo ha dicho ULEG, nada menos). De sus datos se desprende que en pocos meses ya es conocido por más del 50 por ciento y Guadalupe en cuatro años tiene pocos puntos más, lo que me hace deducir que no es tan mediocre la campaña que está haciendo el PSOE (y no me refiero a la calidad que para eso siempre habrá opiniones, sino a su resultado).

Anónimo dijo...

Hay un dicho "si no puedes con tu enemigo, únete a él". Eso es lo que yo creo que ha hecho el 80% de la agrupación de Leganés. Han hecho lo imposible, y lo sé de buena tinta, por reivindicar la democracia interna, y conseguir que ese 8O% de militancia se viese representado en la candidatura a las elecciones municipales, pero no han podido hacer más. Incluso han tenido que sufrir amenazas para hacerles desistir en el intento, pero no se han doblegado. Visto lo visto, sólo les ha quedado la posibilidad de verse, aunque fuese mínimamente representados, en esa injusta candidatura.
La verdad es que Montoya no convence a nadie,(que se lo digan a los vecinos de La Fortuna, a ver si durante el período que pasó al frente de la Junta Municipal les convenció de algo o le calaron) sólo a su intimísimo Simancas que ha dicho literalmente " por mis santos cojones (con perdón) Montoya es el candidato". Esta es la nueva visión democrática que en política tienen el candidato a la comunidad y sus afines, como por ejemplo Rojo, que va a tener que dar más de una explicación y no sólo a los militantes como se siga destapando el caso de Valdemoro. Dios los cría, ellos se juntan y con un poco de suerte, la auténtica democracia los pondrá a cada uno en su sitio. Saludos.

Anónimo dijo...

Estimado Pedro...

ciertamente no ha firmado ningún acuerdo con Cruz Roja, aunque sí dice que los hay desde hace tiempo, lease usted también las respuestas de su candidato...

http://rafaelgomezblog.psmpsoe.es/?p=67#comments

También habla de propuestas que estudiarán en el futuro... aunque obvia responder sobre cómo apoyará a la Institución.

Lamentablemente, la propia gente de Cruz Roja Leganés también desconocía el interés del candidato en la entidad, tal y como he podido contrastar tras hablar con algunos de ellos.
Estas cosas dan mucho de lo que desconfiar, para alguien que durante muchos años ha visto cómo el Ayuntamiento, con el Sr. Ráez al frente, ignoraba sistemáticamente a la Asamblea Local de Cruz Roja en Leganés... que por cierto, durante muchos años, fue la única ambulancia existente en Leganés.

Anónimo dijo...

Lo de diputado regional todavía no está muy claro, o está en el aire, porque Beteta, el portavoz del PP en la Asamblea, a la vista de que el Fiscal, aunque no ve delito, califica de poco ética la adjudicación de las 16 parcelas al ex concejal, ha pedido que no se incluya en la lista electoral a Ráez. El rebote de Ráez acusandole de estar detrás del "tamayazo" fue por eso, porque lo quieren descolgar de la lista electoral y ve esfumarse un sueldo casi como el que ahora cobra, pero por no hacer nada.
También ha declarado Beteta que se plantean reabrir esta denuncia, con más datos. Sólo hay que ver las bases de la convocatoria del concurso-subasta (se pudieron ver en la sección pliegos, de la web del Ayuntamiento), para comprobar que dichas bases están hechas para adjudicarle las parcelas, pues por su ambigüedad, la adjudicación quedaba a la absoluta discrecionalidad del Ayuntamiento y nadie podría impugnar la adjudicación. También se podría comprobar lo que han pagado las Empresas de Isidoro (delito de cohecho) a través de alguna de las empresas que hay en un despacho de abogados. El Juez puede investigar que esas empresas sólo facturan por supuestos trabajos realizados para Empresas que han tenido relación con el Ayuntamiento.